Uruguay es uno de los más de 65 países que integran la Alianza para el Gobierno Abierto, una iniciativa lanzada por la Organización de las Naciones Unidas en 2011 para que los gobiernos suscriban compromisos en materia de transparencia. En ese marco, Uruguay aprobó en 2013 su primer Plan Nacional de Acción de Gobierno Abierto. Desde 2016 está vigente el tercer plan, con 75 compromisos que deberán cumplirse en junio de 2018. Actualmente, la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento (AGESIC) está coordinando el proceso de elaboración del cuarto plan de acción (ver “Líneas del cuarto plan”).

Todos los planes se definen con participación de los organismos gubernamentales, la sociedad civil y la academia. Además, hay un grupo de trabajo permanente, con participación de actores de las tres esferas, que hace un seguimiento de las metas trazadas. AGESIC diseñó una herramienta denominada Mirador de Gobierno Abierto, con la que puede hacerse un seguimiento del nivel de cumplimiento de los compromisos. Hay también auditorías externas que llevan a cabo un seguimiento de los indicadores de cada una de las metas, destacó Virginia Pardo, directora del área de Ciudadanía Digital de AGESIC.

Entre los compromisos vigentes, que abordan áreas diversas como salud, derechos humanos, desarrollo social, industria y educación, hay objetivos específicos vinculados al medioambiente y al agua en particular (ver tabla).

Foto del artículo ''

La Dirección Nacional del Agua (Dinagua) definió para el período 2016-2018 dos compromisos centrales: uno vinculado al Plan Nacional de Aguas y otro denominado “Política institucional de transparencia de datos de uso del agua”. En el primer caso, el cumplimiento es de 80%; las actividades previstas incluían el lanzamiento e inicio del proceso de diálogo del Plan Nacional de Aguas, la realización de instancias abiertas a la ciudadanía y la presentación del plan, que se concretó en marzo de 2017. El cumplimiento de las metas no llega a 100% porque resta una: “Realizar una campaña de sensibilización y capacitación a la ciudadanía sobre uso y cuidado del agua”.

Raúl Echeverría es el asesor de la Dinagua responsable del seguimiento del cumplimiento de las metas que se trazó el organismo para el período 2016-2018. Explicó a la diaria que la campaña de sensibilización ya se empezó a desarrollar con la difusión de videos que se están pasando en Televisión Nacional. También está prevista la distribución masiva del libro del Plan Nacional de Aguas y la elaboración de un material más breve y sencillo que resuma “tres o cuatro ideas fuerza” del plan, para distribuir sobre todo en ámbitos educativos.

En cambio, Dinagua no ha avanzado en el segundo compromiso, relativo a la política de transparencia. El grado de avance que muestra el mirador es 0%. Echeverría aclara que se trató de un problema “técnico” y no de voluntad o de recursos humanos. “El software central se está cambiando. Se esperaba que estuviera disponible antes, y tenemos un atraso de un año. Muchas otras cosas están trancadas por ese cuello de botella”, señaló el asesor, pero agregó que “los problemas técnicos se están salvando” y que el tema está a punto de solucionarse.

Echeverría anunció que se prevé incorporar al visualizador de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), que ya está disponible en la web, datos sobre usos del agua en las diferentes cuencas, altura y caudal de los cauces. También se incluirá información sobre embalses: cuántas hectáreas inundan, qué volumen en metros cúbicos implican esas hectáreas inundadas y cuál es el volumen máximo autorizado en cada lugar. “Esa información ya existe, pero todavía no está sistematizada para que se pueda ver”, indicó Echeverría.

El asesor de la Dinagua estimó que para junio de 2018, fecha límite para el cumplimiento de la meta, la información del visualizador estará disponible. Una segunda etapa consistirá en habilitar toda esta información como datos abiertos.

Más sobre este tema: Líneas del cuarto plan